Skip to main content
Menu

Averigüe qué dispositivos pueden beneficiarse de la esterilización que ofrecemos: consulte nuestra guía interactiva.

El papel del peróxido de hidrógeno en la prevención de infecciones

El peróxido de hidrógeno en el ambiente es un método eficaz para el control de infecciones en el entorno inanimado de un hospital, según el análisis sistemático de evidencias clínicas publicadas.

El informe: Falagas ME, et al., Airborne hydrogen peroxide for disinfection of the hospital environment and infection control: a systematic review, Journal of Hospital Infection (2011), examinó 10 estudios distintos sobre el uso del peróxido de hidrógeno.

Se halló que entre el 0 y el 4 % de los centros que se limpiaban y luego se descontaminaban con peróxido de hidrógeno, no presentaban patógenos peligrosos que puedan causar la difusión de enfermedades en entornos sanitarios.

El informe indicaba que el peróxido de hidrógeno también servía de ayuda en la erradicación de brotes de infecciones peligrosas en diferentes entornos sanitarios.

“La evaluación de los datos relevantes extraídos de los 10 estudios incluidos en nuestro análisis, indica que el peróxido de hidrógeno en el ambiente, sea en forma de vapor o nebulización seca, puede ser un método efectivo de desinfección del entorno inanimado del hospital.

“En todos los estudios incluidos, se encontraron pocos centros positivos al cultivo de los patógenos estudiados tras la aplicación de peróxido de hidrógeno en el ambiente, en comparación a otros métodos de control de limpieza. Además, se consiguió una desinfección completa o casi completa de los hospitales analizados gracias al peróxido de hidrógeno en el ambiente.”

El objetivo del análisis era investigar la eficacia del peróxido de hidrógeno en el ambiente en un entorno hospitalario y como método de control de infecciones. Los analistas investigaron, en diferentes estudios, el uso de del peróxido de hidrógeno en diferentes entornos hospitalarios, incluyendo salas con varias camas, salas de aislamiento, cuartos de baño y de almacenamiento. De los resultados, el peróxido de hidrógeno mostró reducir drásticamente el área de contaminación tras la limpieza terminal inicial.

Antes de la limpieza, el 39 % de los centros estaban contaminados, tras la limpieza finalizada, se redujo al 28,3 %, y tras la desinfección con peróxido de hidrógeno, solo el 2,2 % de las superficies estaban contaminadas.

El análisis halló evidencias de que el peróxido de hidrógeno es una medida de control efectiva contra las infecciones.

“El uso de la desinfección ambiental con peróxido de hidrógeno contribuyó a la erradicación de un brote de A Serratia spp. en una UCI neonatal y un brote de SARM policlonal en una sala quirúrgica de 28 camas, respectivamente. En un estudio adicional, el uso de la desinfección con peróxido de hidrógeno en el aire erradicó la contaminación persistente de SARM en una sala quirúrgica de 20 camas.

“En el estudio, la desinfección ambiental con peróxido de hidrógeno de cinco salas con 500 camas de un hospital universitario, que tenía la mayor incidencia de enfermedades asociadas a C. difficile se relacionó con una reducción significativa de C. difficile en el hospital.”

El análisis concluyó que el uso de peróxido de hidrógeno ofrecía otras ventajas frente a otros sistemas de limpieza, como muestran los exhaustivos resultados de descontaminación que obtuvieron los estudios.